NUESTRO TALENTO. FACTOR DE CONSCIENCIA, DIFERENCIACIÓN Y COMPETITIVIDAD.

Este año 2019, celebramos nuestro cuarto año de existencia en Tú Marcas la Diferencia en el que no hemos dejado de mejorar y desarrollar nuestra metodología para la detección, expresión y conexión del talento de nuestros clientes con sus clientes y mercados.

EL TALENTO: CLAVE PARA CONECTAR SERVICIOS Y PRODUCTOS CON CLIENTES.

Vivimos en un entorno profesional y empresarial en el que no paramos de oír y leer la importancia del TALENTO. Y es que, efectivamente, hemos comprobado en estos 4 años, la importancia del talento humano como herramienta clave de diferenciación y competitividad, además de ser es un vehículo de innovación y crecimiento económico para profesionales autónomos, microempresas y grandes empresas.

La cuarta revolución Industrial sabemos que es la revolución Digital y Tecnológica, pero añado, con pleno convencimiento, la importancia de la revolución Neurocientífica– que nos va a permitir conocer el funcionamiento de nuestro sistema nervioso, nuestro cerebro. Ambas revoluciones están impulsando la evolución del mundo laboral de forma muy interesante para los seres humanos. Gracias a la automatización y robotización, se están automatizando los procesos menos creativos para dar paso a nuevos perfiles profesionales que ya se han creado y otros que hoy ni siquiera existen. Hoy 1 de cada 5 roles de las organizaciones, desaparecerán en los próximos 5 años y se crearán otro nuevos.

LA CUARTA REVOLUCIÓN, LA NEUROCIENTÍFICA.

Este hecho es una gran oportunidad para el desarrollo de la propia conciencia de nuestro talento. Ese talento que cada uno tiene y que la gran mayoría de las personas no conocen porque no se han parado el suficiente rato a mirarse hacia dentro. Miro a las grandes empresas españolas y veo cómo van girando hacia modelos más humanistas, donde las personas, desde su talento único y diferencial, son los impulsores del cambio e innovación.

Dice mi admirado José Antonio Marina, en su libro “La educación del talento” que “el Talento es la inteligencia en acción; la inteligencia triunfante. Es movilizar el conocimiento y las emociones con el fin de transformar los retos en acciones, para alcanzar los resultados y las metas deseadas”.

En Tú Marcas la Diferencia definimos el talento como: el conjunto de dones innatos, habilidades, fortalezas, formación y experiencia que tiene cada ser humano para ponerlo a disposición de su entorno y de la sociedad para hacer un mundo mejor.

TALENTO: CONJUNTO DE DONES, HABILIDADES, FORMACIÓN Y EXPERIENCIA, AL SERVICIO DEL MUNDO.

Nos cuenta Sarah Harmon, Directora General de Linkedin en España y Portugal, que sus claves del éxito son:

“Vender y posicionar bien la propia marca, destacar y no esconder los logros en currículos. Y anticiparse a los cambios. En la vida cambiaremos hasta 14 veces de empresa”.

Además de estas premisas que comenta Sarah, añado algunos conceptos que me parecen determinantes para ser líderes de nuestra propia vida profesional y personal.

1. CONOCIMIENTO PERSONAL PROFUNDO

Desarrollar un sólido autoconocimiento permite descubrir la riqueza interior que poseemos y es vital tanto para mejorar nuestra existencia como para comprender, respetar, empatizar y conectar con los demás generando vínculos, asociaciones y proyectos con los seres que nos rodean.
Desarrollar la consciencia de quiénes somos y qué queremos SER y hacer. Descubrir y desarrollar nuestro talento, tan ligado a nuestro propósito vital.

2. APRENDIZAJE CONSTANTE

Vamos a vivir más años que la generación que nos precede; a mis hijos les digo que llegarán seguramente a los 100 años y que para adaptarse a un entorno que cambia constantemente, es vital seguir aprendiendo toda la vida- Lifelong Learning-. Tener una curiosidad activa ayuda a desarrollar un aprendizaje ágil y constante. No es necesario hacer una carrera o un máster, tenemos a nuestra disposición múltiples píldoras de formación online, tremendamente accesibles, para seguir cultivándonos.

Descubre tu Talento Empresarial

3. ADAPTARSE A UN ENTORNO DE CAMBIO, VUCA

Estamos inmersos en un proceso de cambio constante e incierto, el llamado entorno VUCA caracterizado por volatilidad, la incertidumbre, la complejidad y la ambigüedad. Un concepto que se fraguó en la década de los noventa por los soldados norteamericanos para describir el mundo después de la Guerra Fría y se trasladó al ámbito empresarial a raíz de la crisis económica mundial iniciada en 2008.

Para vivir en este entorno es fundamental trabajar valores como el esfuerzo y la perseverancia. Además, agilidad, flexibilidad y adaptación, con una rápida capacidad de reacción ante los imprevistos que sucedan y que desordenen la planificación estratégica establecida por organizaciones y empresas.

Ofelia Santiago, docente de EUCIM, experta en desarrollo y gestión de talento nos habla del clima emocional que se genera ante un mayor nivel de complejidad y cómo nuestra mente ha de adaptarse a este escenario. Se trata de comprenderlo para liberarlo a través de un aumento de la consciencia, gestión del conocimiento y talento consciente.

Poder mirar hacia el futuro con ilusión y perspectiva requiere de un ejercicio combinado de introspección y proyección. Consciencia, preparación y expresión serán el resultado de trabajar nuestro autoconocimiento, valores y talento. Nuestro propósito vital.

¿Os animáis a hacerlo?

 

PATRICIA JESSEN. Fundadora y directora de TÚ MARCAS LA DIFERENCIA.

Por | 2019-03-21T07:00:16+00:00 marzo 20th, 2019|Sin categorizar|0 Comentarios

About the Author:

Leave A Comment

Utilizamos cookies propias y de terceros para obtener una mejor experiencia de navegación en la página web. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Para obtener más información pulsa aquí

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar